Seleccionar página

¿Estás a punto de tomar una decisión? Quizá estás pensando en qué conservatorio realizar las pruebas de acceso, o a qué pruebas de orquesta presentarte, o aceptar o rechazar esa oferta de trabajo que te han hecho, ¿no?.

En este artículo, encontrarás información que te ayudará a tomar esa decisión y a no dar más importancia de la que tiene. Además, después de leer lo que te quiero contar seguro que verás de otra forma esa situación que ahora tanto te preocupa, ya que descubrirás lo que realmente nos hace más felices.

 

 

También tienes la opción de escuchar el artículo, incluso lo puedes descargar y tenerlo a mano para escucharlo en otro momento:

 

“CUANDO TENEMOS MÁS OPCIONES PARA ELEGIR, SOMOS MENOS FELICES”

 

Un estudio que realizó el psicólogo estadounidense Dan Gilbert reveló resultados sorprendentes:

“Las personas prefieren tomar decisiones cambiantes en lugar de decisiones inmutables porque no se dan cuenta de que pueden estar más satisfechas con la última decisión. (…) a los que tuvieron la oportunidad de cambiar de opinión les gustaron menos sus publicaciones que a los que no (Estudio 1). Aunque la oportunidad de cambiar de opinión perjudicó los procesos post-decisionales (…), la mayoría de los participantes querían tener esa oportunidad (…)”

En definitiva, podríamos decir que cuando tenemos más opciones donde elegir, somos menos felices. El estudio consistió en un concurso de fotografía en la Universidad de Harvard. Un grupo de concursantes solo podía elegir una foto de todas las que sacaran. Y el segundo tenía la opción de escoger dos posibles fotografías.

Cuando tenemos más opciones para elegir, somos menos felices

El grupo que tenía las dos fotos tenía la opción de cambiar su elección dentro de los próximos 4 días, o sea, le dejaban un espacio de 4 días por si ellos la querían cambiar. Si embargo, al grupo que escogió una sola foto, ya no les dejaron cambiar la opción escogida.

 

A la hora de tomar una decisión, cuando tenemos más opciones donde elegir, somos menos felices

Gilbert, D. T., & Ebert, J. E. J. (2002). Decisions and revisions: The affective forecasting of changeable outcomes. Journal of Personality and Social Psychology, 82(4), 503–514.

 

El nivel de satisfacción del grupo que tenía la opción de cambiar su decisión, descendía según pasaban los días, como puedes observar en el gráfico con el color verde. Sin embargo, la satisfacción del grupo que no tenía opción de cambiar su decisión crecía según pasaban los días.

No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.

William Shakespeare

 


 

“SEA CUAL SEA LA DECISIÓN O EL RESULTADO, LO MÁS SEGURO ES QUE TU NIVEL DE FELICIDAD SEA EL MISMO DENTRO DE UN AÑO”

 

He escogido un fragmento del libro Psicología positiva contemplativa de Ausiàs Cebolla y David Alvear (2019), Barcelona, Editorial Kairós) para respaldar esta afirmación:

“Sonja Lyubomirsky, profesora del Departamento de Psicología de la Universidad de California en Riverside, establece que hay razones para ser pesimista y razones para ser optimista con respecto a la idea que que podemos aumentar nuestros niveles de bienestar (estudio).

Las razones para ser pesimista son: la existencia de lo que se ha dado en llamar un set pont (o set range) con una fuerte base genética. Lykken y Tellegen plantean esta teoría (…) el bienestar tiene un porcentaje de heredabilidad de hasta un 80% (otros autores lo bajan al 50%), es decir, todos tenemos un estado de felicidad basal al que volveremos siempre (estudio).” Esto es, independientemente del resultado de la actuación o de la prueba que acabas de hacer, o la compra de algún objeto “(…) que siempre hemos deseado, esa felicidad nos durará un tiempo, pero a la larga siempre volveremos a nuestros niveles o set point.”

Todos tenemos un estado de felicidad basal al que volveremos siempre.

Otra de las razones “para ser pesimista es toda la literatura científica sobre rasgos de personalidad. (…). En resumen, nacemos con unos rasgos predeterminados que nos facilitarían el acceso al bienestar. Finalmente, la tercera razón es la idea de la adaptación hedónica, que plantea que toda ganancia será solo temporal, porque los humanos nos adaptamos rápidamente al cambio y, por lo tanto, siempre necesitaremos mayor dosis para obtener el mismo beneficio (estudio). Personas a las que les ha tocado la lotería vuelven a los niveles de bienestar previos a ganar el premio, alrededor de un año después, o incluso personas que han sufrido una desgracia son menos infelices de lo que podríamos pensar, pasado un determinado tiempo.” (estudio).

Los humanos nos adaptamos rápidamente al cambio y, por lo tanto, siempre necesitaremos mayor dosis para obtener el mismo beneficio.

“(…) Sin embargo, por otro lado, también existen razones para el optimismo (…). Aun aceptando la idea del set point, existe todavía un porcentaje de cambio amplio: un 50% incluiría felicidad basal, un 10% circunstancias vitales relevantes y un 40% actividades intencionales (…).”

El perdón o la gratitud, así como ciertos hábitos, como la meditación o la actividad física, que han mostrado ser eficaces en el aumento del bienestar psicológico.

“La primera razón para ser optimistas, de acuerdo con Sonja Lyubomirsky, es que hay evidencia de que el bienestar se puede aumentar a través de intervenciones psicológicas. Existen determinadas virtudes como el perdón o la gratitud, así como ciertos hábitos, como la meditación o la actividad física, que han mostrado ser eficaces en el aumento del bienestar psicológico. La segunda razón es que existen aspectos motivacionales o actitudinales controlados por la voluntad que tienen relación directa con el bienestar, como aprender a ser amable con uno mismo, aprender a poner en palabras los estados internos, evitar las comparaciones y los juicios, o el optimismo.

Existen aspectos motivacionales o actitudinales controlados por la voluntad que tienen relación directa con el bienestar, como aprender a ser amable con uno mismo, aprender a poner en palabras los estados internos, evitar las comparaciones y los juicios, o el optimismo

“Si tenemos razones para el optimismo, entonces merece la pena atender a lo que indica la literatura científica sobre cómo aumentar los niveles de bienestar. Lyubomirsky identifica tres patrones de conducta, que a su vez se dividen en catorce conductas inductoras de bienestar psicológico.” (ver TABLA). “En un estudio realizado con 803 estudiantes, se encontró que las conductas que más se correlacionaban con la felicidad eran el cultivo del optimismo, el saboreo y el uso de estrategias para reducir la preocupación (estudio).”

 

Conductas que más se correlacionaban con la felicidad.

Lyubomirsky, S. (2007). The how of happiness: A new approach to getting the life you want. Nueva York: Penguin Books

 


 

CÓMO TOMAR UNA DECISIÓN

 

Aún sabiendo todo esto, tendrás que tomar una decisión, por eso, he creado una tabla que te ayude en el proceso. Además he incluido items como salud y tiempo, ya que habitualmente no los tenemos en cuenta, ya que nos enfocamos exclusivamente en el ámbito profesional, pero…

No hay desarrollo profesional sin desarrollo personal.

Sergio Fernandez

Eso sí, ya has visto que cuantas más opciones tengamos para elegir, nuestro nivel de satisfacción desciende, y además, sea cual sea la elección que tomes o lo que ocurra, ten claro que dentro de un tiempo tendrás el mismo nivel de felicidad que ahora.

Por lo tanto, si quieres invertir de verdad en tu felicidad, échale de nuevo un vistazo a la tabla de arriba. Aquí, en Músicos al poder, encontrarás recursos que te ayuden a integrar en tu vida conductas asociadas al bienestar: puedes practicar Mindfulness para reducir la preocupación, cultivar la amabilidad y fomentar la gratitud. Puedes diseñar un futuro con nuevas metas que te motiven y un propósito que te ilusiona y aporta valor de verdad. Puedes acceder a todos los recursos completamente gratis desde aquí.

Y ahora sí, ya me despido y te dejo que reflexiones sobre todo lo que te he contado y tomar una decisión. Descarga aquí la tabla que te ayudará en tu decisión (Accede a Archivo / Descargar) y te animo a que le eches un vistazo a este vídeo donde el psicólogo del deporte Chema Buceta aporta estrategias muy interesante sobre esta difícil tarea de una forma muy amena.

DESCARGAR TABLA

 


 

¡ES TU TURNO!

 

Si te ha gustado la entrevista, ¡COMPARTELO! Así nos ayudas a difundir el mensaje de Músicos al poder:

<<Ayudar a mejorar la calidad de vida de los músicos>>

¡Gracias!

P.D.: Déjanos un comentario dando tu opinión o alguna pregunta que tengas.

 


 

 

Acerca del autor de este artículo: Elur Arrieta

 

Nunca he tenido claro lo que quiero hacer en mi vida. Pero lo que parecía un inconveniente, ahora lo veo como una virtud, ya que esa indecisión me ha llevado a probar muchas cosas y a enriquecerme como persona y músico.

Y es a lo que me dedico ahora, a la música, tocando como freelance, gestionando proyectos musicales propios, enseñando música y compartiendo contigo aprendizajes y experiencias vividas.

Gracias a este sueño hecho realidad, cada vez tengo más capacidad para decidir qué hacer con mi tiempo, y se está cumpliendo mi propósito de mejorar a calidad de vida de músicos como tú.

En definitiva… tengo la sensación de estar viviendo una vida plena.

No ha sido fácil ni rápido conseguirlo. Hay que pagar un precio, pero sí es posible ser músico y vivir una vida plena.

¡Transforma tu vida! ¡El mundo necesita tu talento! ¿Me dejas ayudarte?

Descarga la GUÍA GRATUITA con recursos para empezar a vivir una vida plena.

 

¡NO TE PIERDAS LAS ÚLTIMAS NOVEDADES DE MÚSICOS AL PODER!